El bilingüismo y el mutilingüismo

¿Para que nos sirve saber más que una lengua?

Es cierto que hace muchos años en el campo de la lingüística había una concepción negativa hacia the bilingual brain ‘la mente bilingüe’ y el multilingüísmo, creyéndose que lxs niños que aprendían dos o más lenguas a la vez tenían problemas posteriormente con el desarrollo del pensamiento crítico. Sin embargo, esta percepción ha cambiado mucho gracias a las investigaciones lingüísticas y existen evidencias que refutan esta idea por completo sin ninguna duda. Las investigaciones han probado rotundamente que lxs niños que aprenden más de una lengua a la vez no carecen de habilidades ni experimentan problemas en el desarrollo del pensamiento crítico.

La investigación a través de los años ha comprobado que el bilingüismo y el multilingüismo son habilidades positivas para lxs niños. Dentro de los problemas que se presentan en el proceso de aprendizaje, se ha comprobado que ninguno de los dos están relacionados con problemas cerebrales o de incapacidad. Por el contrario, estudios realizados en los años ’80 mostraron que lxs niños bilingües y multilingües desarrollan ciertas habilidades metalingüísticas con mayor facilidad. Que lxs niños mezclan vocabulario de los idiomas que están en proceso de adquirir, no significa que no puedan expresar sus ideas ni que no piensen críticamente. Esa mezcla de lenguas se denomina code-switching y muchas veces se atribuye a la familiaridad de ciertas palabras o la falta de ese vocabulario específico en el idioma que se está utilizando. También este code-switching puede estar determinado por factores afectivos, afinidades con una lengua y la tendencia a usar ciertas palabras de una lengua más que las de otra.

Hay muchos factores que influyen la adquisición de las lenguas. Por ejemplo, los factores sociales, que dependen de la sociedad o la comunidad donde se crió el/la nene. También hay factores familiares, relacionados con el/la miembro de la familia quien habla con el/la nene en su lengua determinada, e incluyen cómo la relación de esa persona y otrxs miembros pueden influir en la adquisición de lengua. Además, en la mayoría de los países, lxs nenes crecen siendo bilingües o multilingües, y estxs nenes desarrollan sus capacidades del pensamiento sin problema. La verdad es que ser bilingüe o multilingüe es lo normal o en terminología lingüística, el fenómeno no marcado.

Por ejemplo, en el noreste de España se hablan dos lenguas: el español y el catalán. Una hablante de esa región relata su experiencia:

«En mi caso, he crecido y vivido toda mi vida en una región de España donde conviven dos lenguas. Estas lenguas son el catalán y el español, y ambas son lenguas oficiales de estas regiones/comunidades. Así pues, se recibe instrucción en la escuela. Para mí, aprender estas dos lenguas de pequeña ha supuesto un enriquecimiento lingüístico muy grande, ya que me ayuda a identificarme con ambas culturas, la catalana y la española que, aunque parezca mentira, son distintas. Además, como estudiante de lenguas, saber catalán y español me ha ayudado con aprendizaje de lenguas como el francés y el portugués, y a entender con mucha facilidad el italiano, una lengua de la cual nunca he recibido instrucción.»

Según una profesora de lingüística que creció multilingüe:

«El multilingüismo es la norma, aunque al leer las teorías en el campo de adquisición de lengua, la mayoría de los trabajos solamente se enfoca en el contexto monolingüe o bilingüe. Mis estudiantes y muchas otras personas (probablemente todos monolingües) me preguntan siempre cuál es la primera lengua que aprendí. Me ha sido muy difícil dar una respuesta honesta que describa mi experiencia. Pero después de varios años pensando en el tema, he llegado a una respuesta.

Les digo: Imagina que naces en un mundo que es azul y solamente existe el color azul. En tu adolescencia o en la adultez te expones a otros colores. Para ti es fácil responder a la pregunta: ¿cuál es el primer color que viste?

Yo nací en un mundo lleno de colores. Existían alrededor de mí en numerosas maneras en varias cantidades. En cada lugar existían diferentes colores. Para mí, es difícil responder a la pregunta, ¿cuál es el primer color que viste?, y me queda difícil explicarte por qué.»

Otro beneficio es que aprender más lenguas nos expande los horizontes culturales y por tanto facilita el entendimiento de muchos asuntos complejos que nos rodean en nuestra vida cotidiana, haciéndonos más empáticxs hacia lo diferente, ya sean otras lenguas, culturas, costumbres, o simplemente otros seres. Es obvio que el bilingüismo y el multilingüismo le dan más posibilidades al/a la nene: facilidad en el aprendizaje de otros idiomas, comprensión de un sistema aparte de su propio, potencial de comunicación ampliada y oportunidades para formar parte de varias culturas.

 

———

Explora más el tema:

Artículo: The Cognitive Benefits of Being Bilingual

Artículo: The Amazing Rise of Bilingualism in the United States

Artículo: Myths about bilingualism

Tabla con estadísticas: America Speaks: A Demographic Profile of Foreign-Language Speakers for the United States: 2000

Video: The benefits of a bilingual brain

Licencia

Icono de Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Excepto cuando se especifiquen otros términos, La lingüística hispánica: Una introducción por Ashwini Ganeshan se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Compartir este libro